LA VIGILANCIA ACTIVA Y PASIVA DE LA ENCEFALOPATÍA ESPONGIFORME BOVINA EN CUBA

R. Bolaños Escofet, N. Rodríguez, Dalia Rodríguez, C. Delgado, Yolanda Capdevila, Maria Antonia Abeledo

Resumen

En el presente estudio se caracterizó la población bovina de Cuba mayor de 24 meses de edad, considerada la de mayor riesgo de contraer la encefalopatía espongiforme bovina, y se muestran los resultados del programa de vigilancia activa y pasiva de la enfermedad durante el período 2001-2008. Los resultados mostraron que en Cuba el 60,5 % de la población bovina total se encuentra en edad de riesgo, se investigaron casos de encéfalos bovinos pertenecientes a ambos tipos de vigilancia y que el 88,7 % del total de casos investigados corresponden al total de reportes de notificación al Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Medicina Veterinaria bajo sospecha clínica de trastornos nerviosos, lo que conlleva a plantear que en el país se está realizando una mayor vigilancia de la enfermedad. La subpoblación bovina de riesgo de más casos investigados fue la procedente de bovinos bajo sospecha de trastornos nerviosos (vigilancia pasiva) y se considera que ambos tipos de vigilancia son importantes, por lo que se llevan de manera simultánea. A partir de la realización del diagnóstico diferencial de la enfermedad y la emisión del diagnóstico confirmativo se determinan 11 causas fundamentales, siendo las principales por hemoparasitosis, desnutrición e intoxicaciones. Todos los casos investigados según el tipo de vigilancia resultaron negativos a la enfermedad, al observarse ausencia de lesiones compatibles. Se demuestra que no hay evidencia de la enfermedad en el país.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.