Análisis del manejo agroecológico de organismos nocivos en el cultivo del frijol (Phaseolus vulgaris L.) en la CCS: «Nelson Fernández», municipio San José de las Lajas

Luis Mirabal-Acosta, Yoangel Miranda-Aguero, Neisy Castillo-Reyes, Aimé Amador-León, Alexis Lamz-Piedra

Resumen

Para identificar las causas de los bajos rendimientos del cultivo del frijol en la CCS «Nelson Fernández» del municipio San José de las Lajas, provincia Mayabeque, nos propusimos realizar un análisis del manejo agroecológico de organismos nocivos que llevan a cabo los agricultores. Para cumplir con nuestro objetivo se desarrolló una encuesta que nos diera elementos para definir cuáles eran sus principales deficiencias. Se encuestaron 54 agricultores. Los datos se procesaron por un análisis descriptivo de frecuencia utilizando el paquete estadístico SPSS v 22 para Windows. El cuestionario permitió definir la percepción de los campesinos con relación a la afectación por insectos, ácaros y enfermedades. Además, se evidenció que los controles natural y biológico no se cumplen a cabalidad, debido al poco conocimiento acerca de los enemigos naturales y la no disponibilidad de medios biológicos. Ante esta situación el control químico se mantiene con gran aprobación entre los productores, pues el 100% de los encuestados señaló su preferencia por este método. Con respecto a las medidas de manejo cultural, los encuestados prefirieron las fechas de siembra tempranas, no así para la asociación de cultivos, ya que se prefirió el monocultivo de frijol, mientras que para las barreras vivas no se alcanzó un consenso por parte de los productores: 48,1% de ellos tienen más de 21 años de experiencia en la agricultura, en contraste con tan solo el 13% que no superan los 10 años. El hecho de no concretarse el MAP para el cultivo del frijol, en ausencia de una adecuada estructura varietal, implica la necesidad de diseñar una estrategia de capacitación para los agricultores en este tema.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.