Agricultura familiar y sus aportes en la diversidad biológica y la resiliencia de las fincas

Contenido principal del artículo

Moraima Suris
Esteban González

Resumen

El año 2014 constituyó el Año de la Agricultura familiar, como un motor que permitiera evidenciar la importancia que este tipo de agricultura ancestral ha jugado siempre como sustento principal de las familias en el sector rural, periurbano y urbano en las condiciones de Cuba. De lo que se trata en estos momentos es de otorgarle el lugar que verdaderamente ocupa, a través de una nueva visión: la agroecológica, con la introducción de un nuevo enfoque de innovación. Esto se expresa con el entendimiento de la necesidad del incremento de la diversidad biológica en la finca, entre otras prácticas agroecológicas. Como expresión de ello, el país incrementó el desarrollo de diferentes proyectos y experiencias encaminadas a lograr, en las mismas, la introducción de nuevos cultivos, la conservación de especies autóctonas, la variabilidad de especies de un mismo cultivo, entre otros. El rescate de la siembra de frutales, plantas de condimentos, medicinales y ornamentales ha generado el aumento de empleos, soluciones de abastecimiento local, métodos artesanales para la conservación de las semillas. Todo lo cual redunda en le elevación de la resiliencia, no solo de las fincas, sino que repercute localmente ante los eventos climatológicos o desastres fitosanitarios que podrían producirse en caso de mantenerse la fórmula del acercamiento al monocultivo en las fincas.

Detalles del artículo

Cómo citar
Suris, M., & González, E. (2015). Agricultura familiar y sus aportes en la diversidad biológica y la resiliencia de las fincas. Revista De Protección Vegetal, 30. Recuperado a partir de http://revistas.censa.edu.cu/index.php/RPV/article/view/818
Sección
Resumen del Segundo Seminario Internacional de Sanidad Agropecuaria (SISA)

Artículos más leídos del mismo autor/a

> >>